Vecinos declararán por supuestos abusos de la Brigada de Abigeato de María Grande

El subdirector de la División de Prevención de Delitos Rurales, aclaró que el proceso de investigación está establecido por Ley y que los vecinos no deben tener miedo; habían denunciado “arbitrariedades y abusos” en los operativos.

Vecinos de María Grande fueron citados a brindar declaración testimonial ante el sumario que lleva adelante la Policía de Entre Ríos que investiga la denuncia pública que se realizó por “arbitrariedades y abusos” que habrían cometidas agentes de la Brigada de Abigeato. Los vecinos manifestaron su “sorpresa y preocupación” y reclaman una solución política. El subdirector de la División de Prevención de Delitos Rurales, Hugo Claudio Mendieta, aclaró que el proceso de investigación está establecido por Ley por lo que los vecinos no deben tener miedo ya que las principales pruebas para advertir si hay irregularidades surgen de los testimonios.

Ante la denuncia pública y el pedido de una solución política que se realizó al intendente de María Grande, Hugo Maín, sobre “los problemas que provoca la intervención de la Brigada de Abigeatos”, quienes harían “abuso de poder pidiendo coimas y quitándole a los ciudadanos lo poco que tienen”, el subcomisario Cristian Allegrini citó a quienes realizaron la presentación para “establecer o deslindar responsabilidades administrativas que le podrían corresponder al personal policial afectado al destacamento de María Grande”.

Si bien desde la Policía explicaron a AIM que el procedimiento es el que corresponde en el marco de la investigación sumaria que se lleva adelante, los vecinos consideraron el proceder como una estrategia de ‘amedrentamiento’, ya que advirtieron que la testimonial que se haría en la comisaría local se hará “cerca de un nuevo 24 de marzo”.

“Estar enviando notas de ‘citación’ a vecinos que firmaron pidiendo el fin de las arbitrariedades de la Brigada de Abigeato no es una solución democrática a los problemas planteados sino que se puede leer como una jugarreta torpe y autoritaria que apuesta a amedrentar a los vecinos para callarlos”, indicaron a esta Agencia. En ese marco insistieron en que reclaman que se respete a la comunidad, que se suspendan las ‘citaciones’ y que se den soluciones políticas, ya que insistieron que es necesario que “se respeten las mínimas reglas de juego de la democracia”.

Buscan llevar tranquilidad a los denunciantes

En contraposición a la lectura que realizaron los ciudadanos involucrados en el caso, el subdirector de la División de Prevención de Delitos Rurales explicó que en base a la Ley de la Policía “siempre, en todos los casos, en los que se denuncia públicamente o de forma particular el accionar policial se inicia una investigación para establecer si hubo por parte de algún funcionario alguna actitud que vaya en contra de la función pública como oficial de la Policía”, por lo que en el caso de María Grande hay un oficial en jefe de Paraná que trabaja en el proceso. En ese marco aclaró que “más allá de las documentación que se recaba los datos más importantes pueden surgir de la declaración que se tome a los vecinos, por lo que los vecinos deben quedarse tranquilos que esto no es nada personal y no le generará ningún perjuicio”, ya que sus testimonios serán una herramienta “para evaluar las pruebas y sancionar, si corresponde, a algún agente, que podría implicar días de arresto o suspensiones, de acuerdo a la gravedad”.

Ante ese escenario, Mendieta remarcó que en la Policía hay una decisión política de brindar transparencia “por lo que hay personal administrativo que se ocupa de investigar las denuncias que se realizan y si se detecta algún delito se hace la denuncia en la justicia ordinaria y apuntó que si hay faltas policiales se aplican las sanciones establecidas en la Ley que rige a ese sector de la administración pública

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*