Otra vez el CGE en el ojo de la tormenta

Afirman que hace tres meses el CGE no envía partidas de limpieza a las escuelas.

El Consejo General de Educación no envía partidas de limpieza a las escuelas públicas desde el mes de febrero. Preocupa la salud de los estudiantes y docentes, en un escenario sanitario complejo por las enfermedades infecciosas. 
Durante el 2016 la administración central provincial no envió los recursos para limpieza, es decir, adeuda febrero, marzo, abril y mayo, ya que los últimos fondos que se recibieron fueron los que se adeudaban del 2015, publica AIM.
Los recursos que el Estado destina a la higiene, resultan magros e insuficientes, ya que por mes las escuelas reciben 351 pesos.AIM consultó a tres instituciones (una primaria, donde transitan diariamente más de 650 alumnos; otra secundaria, con 1.200; y una nocturna de adultos, con 300 estudiantes) y en todas confirmaron el incumplimiento de funcionarios públicos con algo tan elemental como la situación sanitaria de la población en ámbito de mucha concurrencia como es el caso de las escuelas.
Esto genera un peligroso cuadro en las instituciones ante las enfermedades infecciosas que se pueden trasmitir, como ya pasó en el departamento de Gualeguaychú, en el que se suspendieron las clases por casos de gripe A.

Transmisión
La gripe -al igual que otras infecciones respiratorias- se transmite por contacto con secreciones de personas infectadas a través de las gotitas que se diseminan al toser o estornudar y de superficies u objetos contaminados con estas secreciones.

Prevención
Para evitar el contagio, es importante una higiene adecuada: lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón; al toser o estornudar, cubrirse la boca y nariz con un pañuelo descartable o con el ángulo interno del codo; tirar a la basura los pañuelos descartables inmediatamente después de usarlos; ventilar los ambientes y permitir la entrada de sol en casas y otros ambientes cerrados; mantener limpios picaportes y objetos de uso común; no compartir cubiertos ni vasos; enseñar a los niños a lavarse frecuentemente las manos en la escuela y hogar; vacunar anualmente a todas aquellas personas que pertenezcan a grupos de riesgo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*