El INAMU acompaña a los músicos de todo el país

El Instituto Nacional de la Música dispuso medidas de contención para que el sector no quede desprotegido en tiempos de pandemia.

La pandemia del COVID-19 obligó a todos los sectores a modificar hábitos, costumbres y modos de trabajar. La música, uno de los más golpeados, tiene en el Instituto Nacional de la Música (INAMU) un espacio que articula con los propios protagonistas las formas de contención más adecuadas para poder llevar adelante este aislamiento social, preventivo y obligatorio creando y generando trabajo desde casa.
El INAMU que funciona bajo la órbita del Ministerio de Cultura de la Nación, comparte precisiones sobre este particular momento y adelanta algunas de las medidas que la institución comenzó a tomar en esta época de pandemia:

  • Encuesta en el Registro de Músicos de 60.000 grupos y solistas de todo el país con el objetivo de obtener datos para una Convocatoria Solidaria de Fomento, a la cual respondieron casi 7000 músicos y músicas.
  • Realización de una convocatoria de fomento dividida en dos etapas: a) asistir con $10.000 a los monotributistas de categoría C y D que quedaron fuera del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE); b) una vez que otorgado el IFE, una segunda convocatoria que pueda contener a las músicos y músicas que quedaron afuera. La primera etapa se cumplió y se está terminando de abonar a los casi 500 beneficiarios. La segunda etapa comenzará la semana que viene.
  • Articular con la TV Pública dos programas por semana, los sábados y domingos a las 20, bajo el nombre de “Unísono”. En cada emisión se podrán ver grupos y solistas de cuatro provincias argentinas. Hasta el momento se emitieron cuatro programas.

EL DÍA DESPUÉS DE LA PANDEMIA
La gran incógnita mundial se presentará el día después de esta pandemia. Cada sector se replantea y analiza cómo seguir generando actividades, pero con los nuevos códigos de convivencia.
Será imperioso que se reformule esta actividad porque las personas que trabajan en este sector van a atravesar una fuerte crisis y será muy complicado poder vivir de la música, por eso la necesidad de buscar herramientas que permitan poder compensar parte de los ingresos que se pierden por tocar en vivo.
Los derechos intelectuales pueden ser una de las variables, el informarse y el conocer qué es el derecho de autor, del intérprete y del productor fonográfico tal vez permita que se pueda achatar la pirámide donde unos pocos cobran mucho y muchos cobran muy poco o casi nada.
Entre las cosas que van a sufrir cambios post pandemia, es la televisión. Se va a revalorizar la televisión tradicional, la que hoy en día es televisión terrestre y digital, y los canales de las provincias, porque son espacios que los músicos tienen que ocupar, no solo por difusión y multiplicación de propuestas, sino también para que la difusión esté atada a alguna forma de monetización.
Uno de los grandes reclamos del sector es la mayor difusión y programación de la música argentina en los medios de comunicación.
Hay que tener mayor visibilidad en los medios y seguir bregando para que toda la música emitida en la programación y en la artística sea argentina porque esa es una de las variables en que se distribuyen los derechos intelectuales.
Es importante también, pensar en las políticas públicas que se instrumenten en este tiempo para sostener al sector y a todos sus integrantes, es fundamental para encontrar un punto de equilibrio donde se acomoden las cosas.
Para conocer más sobre el INAMU, podés ingresar en https://inamu.musica.ar

Fuente: https://www.cultura.gob.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*